Friday, August 3, 2018

SOBRE EL "FAKE NEWS"

El Presidente Donald Trump ha globalizado el término "fake news" para referirse al periodismo no profesional que no cumple con la misión de informar con la mayor sujeción a la verdad sobre los hechos, sino que los distorsiona.
Muchos confunden esa crítica de Trump como que rechaza a los medios con opiniones contrarias a las suyas por su manejo de las políticas de gobierno y esa no es sino otra de las distorsiones de ese tipo de periodismo falso llamado en inglés "fake".
Lo que reclama Trump y la mayoría que le respalda es un periodismo honesto y profesional que se constriña a informar con veracidad lo que dice y hace el gobierno, sin mezclar insidiosamente la opinión partidista del reportero en la versión de la noticia, convertida así en seudo noticia.
El periodismo, en cuanto informa (sin callar ni distorsionar) está plenamente respaldada por la Constitución de los Estados Unidos, pues es un instrumento esencial diseñado por los fundadores de está nación para vigilar al gobierno, exigiéndole transparencia constante en todos sus actos.
La crítica, o sea el derecho a disentir, también está garantizado por la misma
Carta Magna y no solo para el ejercicio del periodismo sino para cualquier otra forma de expresión de las ideas. Pero la distinción en un medio impreso o audiovisual de comunicación entre opinar e informar es nítida: no cabe unir los dos conceptos sin distorsionar la misión periodística.
Según estudios académicos, el 90% de la cobertura de los medios sobre la gestión de Trump en este país ha sido negativa, en cuanto se han callado logros como abolición de las obstrucciones para el sector privado que han acelerado el crecimiento al 4.1% del 2.1% de Obama, aumento del empleo en todas la etnias y estratos, las conquistas en el área externa y similares.
En contraste, la mayoría de medios de tendencia demócrata progresista se ha dedicado a tiempo completo a forzar sucesos que podrían dañar la imagen del Presidente, como la supuesta colusión rusa para llevarlo a la Casa Blanca en los comicios del 2016 y otras ficciones conexas de supuestos escándalos que nunca han tenido sustento y que motivan investigaciones interminables.
Pese a la hostilidad de los medios, la popularidad de Trump sigue avante y unas últimas encuestas le adjudican un 50% de popularidad, frente al 45% que obtuvo Obama en similar lapso de su primer gobierno en el 2010, pese a que toda la prensa lo tuvo como su favorito de comienzo a fin. Más del 80% de los republicanos dice tener poca credibilidad en los medios.
Ello explica que Trump tenga que recurrir al Twitter y a los "rallies" para difundir su pensamiento. Los locales de la concentraciones no se dan abasto para albergar a sus seguidores, que sin embargo se resignan a escucharlo y verlo en las inmediaciones frente a las grandes pantallas de TV que han tenido que ser instaladas.
El manejo de los tweets puede a veces tener efectos no deseados o interferir en la divulgación que de todos modos se hace de sus logros en la materia de economía y empleo. Pero refleja la impaciencia del Presidente frente a la desinformación y su deseo de que se corrijan los entuertos con presteza. Uno de sus últimos mensajes por dicha vía estuvo dirigido al Fiscal General Jeff Sessions, pidiéndole que de por terminada la investigación por la colusión rusa.
La investigación, comandada por Bob Moeller y 17 abogados demócratas latisueldos lleva casi dos años de absorber cuantiosos fondos fiscales y distraer la atención nacional, sin ningún resultado. Pero un tweet no es la manera presidencial de acabar con esa farsa. Podría ser una orden para destituir a Sessions y a Moeller, pero ello sería fatal políticamente.
La sola intepretación que cabría es que dicho tweet sea un anuncio de que se aproxima la desclasificación de los documentos en base a los cuales se ha montado toda esta farsa. El Presidente puede hacerlo y cuando lo haga quedarían al descubierto los nombres hasta ahora ocultos de quienes fraguaron la conspiración contra Trump para intentar llevarlo a la interpelación por el Congreso.
De otro modo, el tweet de Trump sobre Sessions quedará en el aire, dando pábulo a burlas de la oposición y no frena ni resuelve la evidente maquinación sin sustento de la investigación Moeller. ¿Qué espera Trump para actuar? Varios legisladores republicanos le han pedido formalmente que ordene la desclasificación cuanto antes ¿por qué no lo hace?
Mientras tanto, Ivanka, la hija de Trump, cometió un desliz al contradecir a su padre cuando se refirió a los periodistas de los "fake news" como "enemigos del pueblo". Entrevistada por TV sobre si creía que los periodistas son enemigos del pueblo, Ivanka dijo que no. Evidentemente le faltó especificar. Su padre le ayudó a hacerlo al decir que su hija se refería a los  periodistas honestos como no enemigos y no a los del "fake news".

Monday, July 30, 2018

UNA ENTREVISTA ESCLARECEDORA

Mark Levin entrevistó anoche en el Canal FoxNews al Coronel (R) Allen West y confirmó que se ha convertido en el mejor entrevistador a fondo de la televisión norteamericana. El entrevistado confirmó, por su parte, que es uno de los mejores analistas políticos del momento.
West es oficial retirado del Ejército de los Estados Unidos, veterano de las guerras del Golfo, Iraq y Afganistán y triunfó en las elecciones como Representante (diputado) para el Congreso Federal por la Florida para el período 2011-2013. Perdió la reelección por algo más de 2.000 votos debido a una redistribución turbia de votantes de última hora,
En la entrevista de anoche, West pasa revista a los últimos avatares de la politica en este país y se refiere al peligro que se cierne de que prevalezca la distorsión progresista, acentuada en el pasado régimen de Obama, sobre la historia de este país, manipulada por los medios de comunicación y el sistema educativo público.
Apoya por lo mismo a Donald Trump en su esfuerzo por frenar esa tendencia con el propósito de rescatar la plena vigencia de la Constitución de la República que es expresión de los principios de la Declaración de la Independenica de 1776. Tales principios buscan, dijo, preservar la libertad y los derechos individuales por sobre la intromisión prepotente del Estado.
La entrevista, en su integridad, se la puede ver y escuchar en este enlace:

Friday, July 27, 2018

CRECIMIENTO AL 4.1%

Para desconcierto de los demócrata/progresistas opuestos a todo lo que hace y dice Donald Trump, acaba de anunciarse oficialmente que la economía en los Estados Unidos ha crecido en un 4.1% en el segundo trimestre del año, que es el doble del registrado en el primer trimestre.
Mientras la economía sigue boyante (en los ocho años precedentes de Obama no se avanzó más allá del 1.8%), la Bolsa de Valores sigue superando los 25 mil puntos, reingresan los capitales, aumentan las inversiones y el empleo, los anti Trump siguen engolfados en qué calumnias más achacarle al Presidente.
Insisten en vincular a Trump con Putin por una supuesta colusión rusa para interferir en las elecciones del 2016 y perjudicar a su rival Hillary Clinton, pero no dan prueba alguna para ello. Al contrario, se ha revelado que Hillary pagó a rusos para urdir una falsa historia contra Trump en Moscú, la cual nunca despegó.
Esa historia  fue acogida sin embargo por el FBI de Obama para montar la farsa de la investigación contra Trump por colusión que aún funciona al mando del ex-Director del FBI Bob Moeller, que contrató a 17 abogados demócratas con altísimos sueldos para ayudarlo a encontrar algún crimen.
Entre las búsquedas fallidas cayó el ex abogado de Trump, Michael Cohen, que resultó traidor. Con él Moeller pretende tejer algún vínculo de Trump con Rusia a través de una porno star (prostituta) Stormy Daniels en base a chantajes, falsos trestimonios y supuestas cintas grabadas contra toda ética   entre un abogado y su cliente.
En el peor de los casos esas referencias e incidentes se remontan al 2006, cuando Trump aún no era ni pensaba ser candidato presidencial. El caso no es ni remotamente comparable al de Bill Clinton, por ejemplo, que tuvo un affaire con la pasante Monica Lewinsky, de 22 años de edad, en la Oficina Oval de la Casa Blanca y lo negó bajo juramento. Como era demócrata fue absuelto.
Trump ha sido atacado sin piedad por la mayoría de los medios de comunicación. No desde las columnas de opinión, lo cual está garantizado por la Constitución, sino a través de la manipulación de la información sea tergiversando hechos, ignorándolos o presentándolos incompletos o con mezcla anti profesional de noticias y opinión. Esta deformación del periodismo no está amparada por la Constitución.
La estrategia utilizada por Trump, por ejemplo, para superar los aspectos negativos para el país de los tratados de comercio internacional o de las relaciones con la OTAN, NAFTA y líderes de países como Rusia y Corea del Norte han merecido solo burla y escarnio por parte de los medios, sin ofrecer
ningún aspecto positivo. Pero los frutos comienzan a darle la razón a Trump.
La Unión Europea, a través de su Presidente Jean Claude Juncker, acaba de convenir en revisar su política de tarifas y aranceles que generan más de 150.000 millones de dólares de déficit a los Estados Unidos, para lograr un comercio más justo y equilibrado. Hay indicios, asimismo, de que en agosto se llegue a un acuerdo de revisión de NAFTA con Canadá y el nuevo líder de México, Andrés Manuel López Obrador.
Corea del Norte ha comenzado a desmantelar sus plantas nucleares principales y han comenzado a llegar los restos de los soldados norteamericanos muertos en la guerra de la Península que terminó con  el armisticio de 1953. Continuarán las conversaciones hasta llegar a la anhelada desnuclearización de las Coreas y la reconstrucción y liberación total de la cárcel del norte.
La economía de Irán está en escombros, pese al obsequio de Obama de más de 1.500 millones de dólares (gran parte en efectivo) para que continúe en su programa nuclear. El Ayatola de turno usó ese dinero para armas y para apoyar el terrorismo internacional, no para mejorar la economía. Trump ha anunciado que rovocará el Acuerdo Obama/Irán no aprobado por el Congreso y que apoyará la rebeldía popular contra la teocracia corrupta que martiriza a esa nación.
Las elecciones de medio término están previstas para noviembre para  renovar las cámaras legislativas federales y estatales, las gobernaciones y otras dignidades de elección popular. Trump promete seguir restaurando la plena vigencia de la Constitución y las leyes para continuar haciendo de los Estados Unidos "nuevamente una nación grande" mediante reducción de impuestos y regulaciones anti empresa privada, fronteras seguras y reivindicación del orgullo nacional.
El partido demócrata/progresista insiste en que las medidas tributarias de Trump favorecen a los ricos, que hay que gravar más impuestos a esta clase, que se precisa instaurar la "justicia social" y la "redistribución de la riqueza" a la fuerza, siguiendo modelos socialistas que han probado ser ruinosos donde quiera que se los aplique. La respuesta popular no parece ser dudosa en favor de la causa Trump.

Tuesday, July 24, 2018

COMO SUPLICIO CHINO

Parecería como que al Presidente Trump se la ha dado por jugar al susto con sus oponente demócrata progresistas, apllicándoles algo así como un suplicio chino aprendido quizás de su buen amigo de China, Xi Jinping.
Sus enemigos ya no tienen qué fabricarse para tratar de menoscabar al Presidente, al punto que la trama y la fanasía que urdieron para hacer parecer que los rusos al mando de Putin interfirieron en las elecciones del 2016 para favorecerlo en perjuicio de Hillary Hilton, han caído en el total ridículo.
Del trato de Trump a Putin, con quien dialogó la semana pasada en Helsinki, llegaron a decir que fue un acto de cuasi traición a la Patria, cuya penalidad es la muerte. Lo que quería y quiere Hilaton es dialogar con el jefe de la segunda potencia nuclear del planeta para negociar puntos comunes, evitar las aristas y con ello potenciales conflictos nucleares.
En las acusaciones han confluído ex funcionarios de la CIA y del FBI y algunos que aún ejercen sus funciones. Bien podría Trump actuar con extrema severidad contra ellos, pero ha preferido amenazar a seis de los más altos ex jefes de esos organismos involucrados en las diatribas con privarles del acceso a informaciones confidenciales.
Es probable que nunca cumpla con la amenaza, pero es elocuente la intención. Humillar a quienes no debían utilizar sus actuales o pasadas altas funciones públicas para denostar al Jefe de Estado en pleno ejercicio de sus obligaciones internacionales, algo inusitado en la historia presidencial.
Alrededor de la maraña de la supuesta colusión rusa pro Trump, sobre la cual nunca se ha presentado prueba alguna, los demócratas progresistas han lanzado infinidad de calumnias contra el mandatario que él eventualmente ha tratado de refutar tweeter en ristre. Es su mejor armas, puesto que la mayoría de los medios audiovisuales no son sino caja de resonancia irrazonada de la oposición.
La solución final, la que pudiera cortar de un solo tajo las calumnias, es una orden constitucional del Presidente para que se hagan públicos (hasta donde sea posible) todos los documentos secretos de la CIA y el FBI que han servido de pretexto para investigar a Trump sobre la ¨colusión¨ con grave daño para el país, para su honestidad y la de algunos de sus cercanos colaboradores.
Si tal ocurre y cuanto antes mejor, saldrá a luz una conspiración para frenar a Trump fraguada desde los más altos niveles del régimen anterior, encabezados por Obama, Hillary y muchos que todavía se aferran a los sueldos de los servicios de Inteligencia filtrando información comprometedora.
Entre los que acusan a Trump de ¨traidor¨ o al menos de títere de Putin, son los mismo que otrora se manifestaron fervientes admiradores de la URSS, de las ideas socialistas, del mismo Putin y de líderes pro marxistas como Chávez, Ortega y otros. La columnista Mary Anastasia O´Grady habla de ello en el artículo del Wall Street Journal que se copia a continuación.

Thursday, July 19, 2018

EL ESPIONAJE ES UNIVERSAL

En los últimos días los demócratas/progresistas que se oponen a todo lo que hace y dice Donald Trump han armado una tempestad en un vaso de agua a propósito de la supuesta ingerencia, aún no verificada, de 12 agentes del gobierno ruso en las elecciones presidenciales del 2016 en este país.
En la trampa han caído incluso partidarios de Trump, tanto políticos como reporteros y comentaristas de los medios de prensa. El pretexto fue que Trump no redondeó su pensamiento en Helsinki cuando, junto a Putin, dudó  de la acusación al responder a un reportero, lo que llevó a sus críticos a calificarlo hasta de traidor a la Patria.
Lo que quiso decir es que la acusación era un "indictmen", o sea un primer paso en el proceso que puede llevar o no a una condena. Y que ese indictmen surgió a l5 meses de conocida la lista y a 48 horas antes del encuentro con Putin, preparado por los mismos funcionarios que desde hace casi dos años buscan acusarlo de colusión con Putin para ganar la Presidencia.
Hasta la fecha y luego de más de 20 millones de dólares de gastos, que algunos elevan a 40 millones y la embravecida y obstinada embestida de casi todos los medios de comunicación audiovisual y escrita, los acusadores no han exhibido ninguna prueba de colusión, salvo la innegable entre la derrotada Hillary Clinton con sus documentos espurios (dossiers) forjados con agentes rusos para tratar de dañar a Trump.
Pero en medio de las escaramuzas y las encendidas proclamas patrioteras de los demócratas progresistas de oposición, ha habido gente serena que ha advertido que ningún país está libre del "pecado" de interferir de una u otra manera en los asuntos internos de otros países, con o sin ánimo de influir en los resultados. Yos Estados Unidos no son una excepción.
Si se explora el Internet se encontrará información abundante que prueba esta verdad. Después de todo, el espionje es algo ancestral y se lo ha practicado desde los tiempos tribales. Era y es un recurso indispensable de seguridad nacional para tiempos de guerra y paz. En la desaparecida URSS el Director de la KGB fue Vladimir Putin, hoy Presidente de Rusia del mismo modo que el Presidente George H. Bush fue antes Director de la CIA.
A continuación algunos ejemplos:


INTRODUCCIÓN: Durante el siglo XIX, las “trece colonias” que se habían independizado del Reino Unido en 1783 comenzaron la gran marcha hacia el Oeste”, una increíble expansión territorial, que alcanzó las costas del Pacífico. Numerosos inmigrantes, procedentes de toda Europa, sobre todo británicos, iniciaron la explotación de sus casi ilimitados recursos naturales.
Al mismo tiempo, la joven nación se organizó en una democracia estable que superó la crisis interna surgida con la guerra de Secesión (1861-1865) entre los Estados del sur y los Estados del norte, que con su victoria mantuvieron la unión del país y abolieron la esclavitud. El crecimiento económico convirtió a los Estados Unidos en una gran potencia industrial y su influencia se ha dejado sentir desde entonces en los grandes acontecimientos mundiales.

DAKOTA DEL SUR, 1890
Tropas: 300 indios Dakota masacrados en Wounded Knee.
ARGENTINA, 1890
ropas: protección de los intereses de Buenos Aires.
CHILE, 1891
Tropas: choque de los infantes de marina con los nacionalistas rebeldes.
HAITÍ, 1891
Tropas: derrota de la rebelión de los trabajadores negros en la isla Navassa. reivindicada por EE.UU.
DAHO, 1892
Tropas: el ejército aplasta la huelga de los mineros en las minas de plata.
HAWAI, 1893
Fuerzas navales, tropas: derrota y anexión del reino independiente.
CHICAGO, 1894
Tropas: aplastamiento de la huelga de ferrocarriles, 34 muertos.
NICARAGUA, 1894
Tropas: ocupación durante un mes de Bluefields.
CHINA, 1894-1895
Fuerzas navales, tropas: la infantería de marina entra en la guerra chino-japonesa.
COREA, 1894-1896
Tropas: la infantería de marina queda retenida en Seúl durante la guerra.
PANAMÁ, 1895
Tropas, fuerzas navales: la infantería de marina desembarca en una provincia colombiana.
NICARAGUA, 1896
Tropas: la infantería de marina desembarca en el puerto de Corinto.
CHINA, 1898-1900
Tropas: ejércitos extranjeros luchan contra la rebelión de los boxer.
FILIPINAS, 1898-1910
Fuerzas navales, tropas: arrebatada a España; seiscientos mil filipinos muertos.
CUBA, 1898-1902
Fuerzas navales, tropas: arrebatada a España; todavía se mantiene una base naval.
PUERTO RICO, 1898
Fuerzas navales, tropas: arrebatado a España; la ocupación continúa.
GUÁN, 1898
Fuerzas navales, tropas: arrebatada a España; todavía se utiliza como base.
MINNESOTA, 1898
Tropas: el ejército combate a los chippewa en Leech Lake.
NICARAGUA, 1898
Tropas: la infantería de marina desembarca en el puerto de San Juan del Sur.
SAMOA, 1899
Tropas: combate por la sucesión al trono.
NICARAGUA, 1899
Tropas: la infantería de marina desembarca en el puerto de Bluefields.
IDAHO, 1899-1901
Tropas: el ejército ocupa la región minera de Coeur d’Alene.
OKLAHOMA, 1901
Tropas: el ejército lucha contra la rebelión de los indios creek.
PANAMÁ, 1901 -1914
Fuerzas navales, tropas: se le desmiembra de Colombia en 1903; se le anexiona a la Zona del Canal en 1914-1999.
pastedGraphic.pdf
HONDURAS, 1903
Tropas: la infantería de marina interviene en la revolución.
REPÚBLICA DOMINICANA, 1903-1904
Tropas: protección de los intereses norteamericanos durante la revolución.
COREA, 1904-1905
Tropas: la infantería de marina desembarca allí durante la guerra ruso-japonesa.
CUBA, 1906-1909
Tropas: la infantería de marina desembarca allí durante unas elecciones democráticas.
NICARAGUA, 1907
Tropas: se establece el protectorado de la «Diplomacia del Dólar».
HONDURAS, 1907
Tropas: la infantería de marina desembarca allí durante la guerra con Nicaragua.
PANAMÁ, 1908
Tropas: la infantería de marina interviene en la impugnación de las elecciones.
NICARAGUA, 1910
Tropas: la infantería de marina desembarca en Bluefields y Corinto.
HONDURAS, 1911
Tropas: protección de los intereses de EE.UU. durante la guerra civil.
CHINA, 1911-1941
Fuerzas navales, tropas: ocupación continua, con estallidos violentos.
CUBA, 1912
Tropas: protección de los intereses de EE.UU. en La Habana.
PANAMÁ, 1912
Tropas: la infantería de marina desembarca allí durante una elección conflictiva.
HONDURAS, 1912
Tropas: la infantería de marina protege los intereses económicos norteamericanos.
NICARAGUA, 1912-1933
Tropas, bombardeos: veinte años de ocupación, combate a las guerrillas.
MÉXICO, 1913
Fuerzas navales: evacuación de los norteamericanos durante la revolución.
REPÚBLICA DOMINICANA, 1914
Fuerzas navales: lucha contra los rebeldes sobre Santo Domingo.
COLORADO, 1914
Tropas: el ejército rompe la huelga de los mineros.
MEXICO, 1914-1918
Fuerzas navales, tropas: llevan a cabo una serie de intervenciones contra los nacionalistas.
HAITÍ, 1914-1934
Tropas, bombardeos: diecinueve años de ocupación, después de las revueltas.
REPÚBLICA DOMINICANA, 1916-1924
Tropas: la infantería de marina la ocupa durante ocho años.
CUBA, 1917-1 933
Tropas: ocupación militar; protectorado económico.
PRIMERA GUERRA MUNDIAL, 1917-1918
Fuerzas navales, tropas: hundimiento de navíos; lucha contra Alemania.
RUSIA, 191 8-1922
Fuerzas navales, tropas: cinco desembarcos para combatir a los bolcheviques.
PANAMÁ, 1918-1920
Tropas: «función policial» durante los disturbios tras las elecciones.
YUGOSLAVIA, 1919
Tropas: la infantería de marina interviene a favor de Italia contra los serbios y los dálmatas.
HONDURAS, 1919
Tropas: la infantería de marina desembarca durante la campaña electoral.
GUATEMALA, 1920
Tropas: intervención de dos semanas contra los unionistas.
WEST VIRGINIA, 1920-1921
Tropas, bombardeo: el ejército interviene contra los mineros.
TURQUÍA, 1922
Tropas: lucha contra los nacionalistas de Smirna.
CHINA, 1922-1927
Fuerzas navales, tropas: despliegue durante la revuelta nacionalista.
HONDURAS, 1924-1925
Tropas: desembarcan dos veces durante la disputa electoral.
PANAMÁ, 1925
Tropas: la infantería de marina acaba con la huelga general.
CHINA, 1927-1 934
Tropas: la infantería de marina se aposta a lo largo del país.
EL SALVADOR, 1932
Fuerzas navales: se envían buques de guerra durante la revolución de Farabundo Martí.
WASHINGTON DC, 1932
Tropas: el ejército acaba con la protesta contra el veto al bono.
SEGUNDA GUERRA MUNDIAL, 1941-1945
Fuerzas navales, tropas, bombardeos, armas nucleares: lucha contra el
Eje durante tres años; primera guerra atómica.
DETROIT, 1943
Tropas: el ejército reprime la rebelión de los negros.
IRÁN, 1946
Amenaza nuclear: se conmina a las tropas soviéticas a abandonar el norte (Azerbaiyán iraní).
YUGOSLAVIA, 1946
Fuerzas navales: respuesta al derribo de un avión estadounidense.
URUGUAY 1947
Amenaza nuclear: despliegue de bombardeos como muestra de fuerza.
GRECIA, 1947-1949
Operación de comandos: EE.UU. dirige la extrema derecha durante la guerra civil.
CHINA, 1948-1949
Tropas: la infantería de marina evacua a los norteamericanos antes de la victoria comunista.
ALEMANIA, 1948
Amenaza nuclear: bombarderos atómicos protegen el puente aéreo berlinés.
FILIPINAS, 1948-1954
Operación de comandos: la CIA dirige la guerra contra la rebelión huk.
PUERTO RICO, 1950
Operación de comandos: aplastamiento de la rebelión independentista en Ponce.
COREA, 1950-1953
Tropas, fuerzas navales, bombardeos, amenazas nucleares: EE.UU. y Corea del Sur luchan contra China y Corea del Norte, hasta llegar a un punto muerto; se amenaza a Corea con la bomba A en 1950, y a China en 1953. Todavía se mantienen bases allí.
IRAN, 1953
Operación de comandos: la CIA derriba la democracia y alza al poder al sha.
VIETNAM, 1954
Amenaza nuclear: se ofrecen bombas a Francia para utilizarlas contra el cerco.
GUATEMALA, 1954
Operación de comandos, bombardeos, amenaza nuclear: la CIA dirige la invasión de los exiliados después de que el nuevo gobierno haya nacionalizado las tierras de empresas norteamericanas; los bombarderos tienen bases en Nicaragua.
EGIPTO, 1956
Amenaza nuclear, tropas: se conmina a los soviéticos a mantenerse fuera de la crisis de Suez; la infantería de marina evacua a los extranjeros.
LÍBANO, 1958
Tropas, fuerzas navales: la infantería de marina ocupa el país contra los rebeldes.
IRAK, 1958
Amenaza nuclear: se advierte a Irak de que no invada Kuwait.
CHINA, 1958
Amenaza nuclear: se advierte a China de que no entre en las islas de Taiwán.
PANAMÁ, 1958
Tropas: las protestas contra la bandera se convierten en una confrontación.
VIETNAM, 1960-1975
Tropas, fuerzas navales, bombardeos, amenazas nucleares: combate a la revuelta de Vietnam del Sur y a Vietnam del Norte; uno a dos millones de muertos en la guerra más larga de EE.UU.; amenazas con la bomba atómica en 1968 y 1969.
CUBA, 1961
Operación de comandos: fracasa la invasión de los exiliados, dirigida por la CIA.
ALEMANIA, 1961
Amenaza nuclear: alerta durante la crisis del Muro de Berlín.
CUBA, 1962
Amenaza nuclear: bloqueo naval durante la crisis de los misiles; casi se entra en guerra con la URSS.
LAOS, 1962
Operación de comandos: levantamiento militar durante la guerra de guerrillas.
PANAMÁ, 1964
Tropas: se dispara a los panameños por exigir la devolución del canal.
INDONESIA, 1965
Operación de comandos: golpe militar asistido por la CIA, con un millón de muertos.
REPÚBLICA DOMINICANA, 1965-1966
Tropas, bombardeos: la infantería de marina desembarca allí durante la campaña electoral.
GUATEMALA, 1966-1967
Operación de comandos: los boinas verdes intervienen contra los rebeldes.
DETROIT, 1967
Tropas: el ejército lucha contra los negros; 43 muertos.
ESTADOS UNIDOS, 1968
Tropas: tras el asesinato de King, despliegue de veintiún mil soldados en las ciudades.
CAMBOYA, 1969-1975
Bombardeos, tropas, infantería de marina: hasta dos millones de muertos en una década de bombardeos, hambruna y caos político.
OMÁN, 1970
Operación de comandos: EE.UU. dirige la invasión por el mar de Irán.
LAOS, 1971 -1 973
Operación de comandos, bombardeos: EE.UU. dirige la invasión sur vietnamita; «bombas-alfombra» en el campo.
DAKOTA DEL SUR, 1973
Operación de comandos: el ejército dirige el sitio a los dakotas de Wounded Knee.
ORIENTE PRÓXIMO, 1973
Amenaza nuclear: alerta mundial durante la guerra de Oriente Próximo.
CHILE, 1973
Operación de comandos: la CIA respalda un golpe que derroca al presidente marxista elegido.
CAMBOYA, 1975
Tropas, bombardeos, gas: captura de un navío, veintiocho mueren al estrellarse un helicóptero.
ANGOLA, 1976-1992
Operación de comandos: la CIA ayuda a los rebeldes, a los que Sur África respalda.
IRÁN, 1980
Tropas, amenaza nuclear, bombardeo fracasado: incursión para rescatar a los rehenes de la embajada; ocho escuadrones mueren en accidente de  helicóptero; se advierte a los soviéticos de que no se envuelvan en la revolución.
LIBIA, 1981
Reactores navales: derribo de dos reactores libios durantes unas maniobras.
EL SALVADOR, 1981-1992
Operación de comandos, tropas: asesoría, sobre vuelos como ayuda contra la guerra de los rebeldes; los soldados tienen un breve envolvimiento en un choque con rehenes.
NICARAGUA, 1981 -1 990
Operación de comandos, fuerzas navales: la CIA dirige la invasión de los exiliados (Contras); coloca minas en la bahía contra la revolución.
LíBANO, 1982-1 984
Fuerzas navales, bombardeos, tropas: la infantería de marina expulsa a la OLP y respalda a los falangistas; bombardeos navales; bombardeos sobre las posiciones musulmanas y sirias.
HONDURAS, 1983-1 989
Tropas: las maniobras ayudan a construir las bases próximas a las fronteras.
GRANADA, 1983-1984
Tropas, bombardeos: invasión cuatro años después de la revolución.
IRÁN, 1986
Reactores: derribo de dos aviones a reacción iraníes sobre el Golfo Pérsico.
LIBIA, 1986
Bombardeo, fuerzas navales: incursiones aéreas para derribar al gobierno nacionalista.
BOLIVIA, 1986
Tropas: el ejército respalda las incursiones en una región productora de cocaína.
IRÁN, 1987-1988
Fuerzas navales, bombardeos: EE.UU. interviene al lado de Irak durante la guerra.
LIBIA, 1989
Reactores navales: derribo de dos reactores libios.
ISLAS VÍRGENES, 1989
Tropas: agitación en Saint Croix Black después de una tormenta.
FILIPINAS, 1989
Aviones a reacción: se proporciona cobertura aérea al gobierno, contra el golpe.
PANAMÁ, 1989-1990
Tropas, bombardeo: veintisiete mil soldados derrocan al gobierno nacionalista; se arrestan los líderes; más de dos mil muertos.
LIBERIA, 1990
Tropas: evacuación de extranjeros durante la guerra civil.
ARABIA SAUDÍ, 1990-1991
Tropas, reactores: contraataque a Irak después de que invada Kuwait; despliegue de quinientos cuarenta mil soldados en Omán, Qatar, Bahrain, Emiratos Árabes Unidos e Israel.
IRAK, 1990
Bombardeos, tropas, fuerzas navales: bloqueo de los puertos iraquíes y jordanos; incursiones aéreas; más de doscientos mil muertos en la invasión de Irak y Kuwait; zona de prohibición aérea sobre el norte kurdo y el surshiita; destrucción a gran escala de la fuerza militar iraquí.
KUWAIT 1991
Fuerzas navales, bombardeos, tropas: se respalda el retorno al trono de la familia real kuwaití.
LOS ÁNGELES, 1992
Tropas: despliegue del ejército y de la infantería de marina contra el levantamiento en contra de la policía.
SOMALIA, 1992-1994
Tropas, fuerzas navales, bombardeos: EE.UU. conduce la ocupación por parte de las Naciones Unidas durante la guerra civil; incursiones contra una facción de Mogadiscio.
YUGOSLAVIA, 1992-1994
Fuerzas navales: la OTAN bloquea Serbia y Montenegro.
BOSNIA, 1993-1995
Reactores, bombardeos: se patrulla la zona de prohibición aérea durante la guerra civil; derribo de aviones; se bombardea a los serbios.
HAITÍ, 1994-1996
Tropas, fuerzas navales: bloqueo contra el gobierno militar; las tropas restauran el gobierno del presidente Aristide tres años después del golpe.
CROACIA, 1995
Bombardeos: se atacan los aeródromos serbios en Krayina antes de la ofensiva croata.
ZAIRE (CONGO), 1996-1 997
Tropas: infantería de marina en los campos de refugiados hutus ruandeses, en el área donde empieza la revolución congolesa.
LIBERIA, 1997
Tropas: los soldados se encuentran bajo fuego, durante la evacuación de extranjeros.
ALBANIA, 1997
Tropas: los soldados se encuentran bajo fuego, durante la evacuación de extranjeros.
SUDÁN, 1998
Misiles: se ataca una fábrica de productos farmacéuticos, sospechosa de producir un gas nervioso «terrorista».
AFGANISTÁN, 1998
Misiles: ataque a los antiguos campos de entrenamiento de la CIA, utilizados por los fundamentalistas islámicos a los que se supone que atacaron las embajadas.
IRAK, 1998
Bombardeos, misiles: cuatro días de incursiones aéreas intensiva, después de que los inspectores de armas alegaran obstrucciones por parte de Irak.
YUGOSLAVIA, 1999
Bombardeos, misiles: incursiones aéreas masivas de la OTAN después que Serbia se negara a retirarse de Kosovo.
YEMEN, 2000
Fuerzas navales: ataque suicida con bomba al Cole de EE.UU.
MACEDONIA, 2001
Tropas: las tropas de la OTAN se deshacen y desarman parcialmente a les rebeldes albaneses.
ESTADOS UNIDOS, 2001
Reactores, fuerzas navales: respuesta a los ataques de aviones secuestrados.

AFGANISTÁN, 2001
Movilización masiva de EE.UU. para atacar a los talibanes y a Bin Laden.

(A la lista habría que añadir últimas intervenciones somo la de Obama en Israel, cuando asignó significativas sumas de dinero para una campaña anti reelección de Netanhayu, a quien tanto detestaba y detesta)

Queda pendiente, dentro del "indictment", que se pruebe que alguno de los 12 rusos acusados fue quien hackeó el serevidor de los demócrratas durante la campaña de Hillary en el 2016. Tendrán que enseñar pruebas irrefutables. Julian Assange, jefe de WikiLeaks que divulgó los emails con las patrañas de Hillary contra su rival Bernie Sanders en las primarias demócratas, ha dicho que no fueron rusos los que le filtraron esos emails. Hasta el momento sigue en silencio forzado por la embajada del Ecuador en Londres, donde está refugiado desde hace cinco años. He aquí un línk al respecto: https://youtu.be/mq9PZFQnkv4

Wednesday, July 18, 2018

LA SOLUCIÓN ES DESCLASIFICAR

LA SOLUCIÓN ES DESCLASIFICAR

La única solución constitucional que tiene el Presidente Donald Trump para acallar la alharaca de los demócrata/progresistas devenidos en iracundos anti Rusia es desclasificar los documentos de la CIA y el FBI, que explicarían sin duda el por qué de la farsa conspiratoria contra el mandatario.
Hasta el momento los altos dirigentes de esas centrales de inteligencia se han negado a entregar esos documentos sin censura, pese a que los han manejado desde hace año y medio para tratar de justificar que hubo colusión entre Rusia y Trump para derrotar a Hillary Clinton y llegar a la Casa Blanca.
Se han gastado más de veinte millones de dólares en una comisión especial para investigar el caso, nombrada no sobre la base de un crimen, sino para la búsqueda y hallazgo de un crimen de colusión (que ni siquiera legalmente  existe). Pero hasta la fecha no hay prueba alguna de ello.
Rusia se puso de moda entre los demócratas tan pronto Hillary perdió en los comicios del 8 de noviembre del 2016, contra todos los pronósticos. Fue un golpe del que no se reponen los progresistas, que soñaban con Hillary como continuadora de Obama en la transformación de este país hacia el socialismo por la via de ignorar la Constitución.
Se afanaron por buscar fraude en las votaciones, pero no les dio resultado. Luego pusieron en marcha la fantasía imprecisada de que Vladimir Putin interfirió en las elecciones para persuadir a millones de norteamericanos a que no voten por la favorita de los progresistas, Hillary, sino por el magnate de Manhattan Donald Trump.
A poco de finalizar la campaña presidencial, WikiLeaks divulgó los emails del jefe de campaña de Hillary en los que se revelaba cómo Hillary manipulaba para que su rival del partido, Bernie Sanders (no Donald Trump) fuera desprestigiado para impedir que lo incomode en las primarias. 
Ahora los oposicionistas dicen que esos emails fueron hackeados por los rusos, pero Putin lo niega y Trump le cree y pide que la acusación sobre los l2 funcionarios rusos, conocida el viernes pasado, sea debidamente comprobada. Julian Assange, director de WikiLeaks y refugiado en la embajada del Ecuador en Londres, niega que los hackeadores sean rusos.
Assange no puede hablar. El gobierno ecuatoriano lo tiene silenciado, pero la organización que dirige está dispersa por otras ciudades euoropeas. Si hablara Assange por algún conducto o delegado sobre la verdadera fuente, las acusaciones del FBI se desvanecerían y podría confirmarse que la fuente del hacking provino de la CIA o del FBI.
Si Trump se decidiese a desclasificar los documentos hasta ahora secretos de los confabulados, no sorprendería que en alguno de ellos ya se descubra al agente que filtró los emails de Podesta, por inconformidad con la política de Hillary. Eso explicaría también porqué la dirigencia demócrata se niega a entregar al FBI el servidor hackeado en la campaña.
Todos los políticos y medios de prensa, incluídos los no hostiles a Trump, han sido extremadamente severos con él porque en una conferencia dada a los periodistas en Helsinki junto con Putin, denotó incredulidad sobre el listado de los 12 hackeadores rusos y dijo que las elecciones las ganó limpiamente sin necesidad de apoyo fraudulento.
Dada la batahola que armaron los medios y los políticos se vió forzado a reiterar lo que ha dicho en incontables ocasiones durante la campaña electoral y una vez posesionado del cargo: que respeta "the Rule of Law" en este país y que respalda incondicionalmente a los encargados de hacer cumplir las leyes a todo nivel, militar y policial.
Es precisamente por ese respeto a la Constitución y las leyes que Trump está en la obligación de ordenar que se desclasifiquen los documentos que el país debe comocer y que son fuente de la maraña de mentiras sobre la supuesta colusión, encubridora de una sola realidad: la conspiración venida desde las alturas del Palacio Pesidencial de Obama para boicotear a Trump.



























Hasta el momento los altos dirigentes de esas centrales de inteligencia se han negado a entregar esos documentos sin censura, pese a que los han manejado desde hace año y medio para tratar de justificar que hubo colusión entre Rusia y Trump para derrotar a Hillary Clinton y llegar a la Casa Blanca.
Se han gastado más de veinte millones de dólares en una comisión especial para investigar el caso, nombrada no sobre la base de un crimen, sino para la búsqueda y hallazgo de un crimen de colusión (que ni siquiera legalmente  existe). Pero hasta la fecha no hay prueba alguna de ello.
Rusia se puso de moda entre los demócratas tan pronto Hillary perdió en los comicios del 8 de noviembre del 2016, contra todos los pronósticos. Fue un golpe del que no se reponen los progresistas, que soñaban con Hillary como continuadora de Obama en la transformación de este país hacia el socialismo por la via de ignorar la Constitución.
Se afanaron por buscar fraude en las votaciones, pero no les dio resultado. Luego pusieron en marcha la fantasía imprecisada de que Vladimir Putin interfirió en las elecciones para persuadir a millones 








de norteamericanos a que no voten por la favorita de los progresistas, Hillary, sino por el magnate de Manhattan Donald Trump.
A poco de finalizar la campaña presidencial, WikiLeaks divulgó los emails del jefe de campaña de Hillary en los que se revelaba cómo Hillary manipulaba para que su rival del partido, Bernie Sanders (no Donald Trump) fuera desprestigiado para impedir que lo incomode en las primarias. 
Ahora los oposicionistas dicen que esos emails fueron hackeados por los rusos, pero Putin lo niega y Trump le cree y pide que la acusación sobre los l2 funcionarios rusos, conocida el viernes pasado, sea debidamente comprobada. Julian Assange, director de WikiLeaks y refugiado en la embajada del Ecuador en Londres, niega que los hackeadores sean rusos.
Assange no puede hablar. El gobierno ecuatoriano lo tiene silenciado, pero la organización que dirige está dispersa por otras ciudades euoropeas. Si hablara Assange por algún conducto o delegado sobre la verdadera fuente, las acusaciones del FBI se desvanecerían y podría confirmarse que la fuente del hacking 





























 de la CIA o del FBI.
Si Trump se decidiese a desclasificar los documentos hasta ahora secretos de los confabulados, no sorprendería que en alguno de ellos ya se descubra al agente que filtró los emails de Podesta, por inconformidad con la política de Hillary. Eso explicaría también porqué la dirigencia demócrata se niega a entregar al FBI el servidor hackeado en la campaña.
Todos los políticos y medios de prensa, incluídos los no hostiles a Trump, han sido extremadamente severos con él porque en una conferencia dada a los periodistas en Helsinki junto con Putin, denotó incredulidad sobre el listado de los 12 hackeadores rusos y dijo que las elecciones las ganó limpiamente sin necesidad de apoyo fraudulento.
Dada la batahola que armaron los medios y los políticos se vió forzado a reiterar lo que ha dicho en incontables ocasiones durante la campaña electoral y una vez posesionado del cargo: que respeta "the Rule of Law" en este país y que respalda incondicionalmente a los encargados de hacer cumplir las leyes a todo nivel, militar y policial.
Es precisamente por ese respeto a la Constitución y las leyes que Trump está en la obligación de ordenar que se desclasifiquen los documentos que el país debe comocer y que son fuente de la maraña de mentiras sobre la supuesta colusión, encubridora de una sola realidad: la conspiración venida desde las alturas del Palacio Pesidencial de Obama para boicotear a Trump.